jueves, 19 de enero de 2017

António Guterres: “La diversidad es riqueza, no una amenaza”

Ginebra, 18 ene 2017(elmundo.cr)


Guterres instó a la humanidad a inspirarse en valores de inclusión y entendimiento mutuo para contrarrestar este problema

Los delitos motivados por los prejuicios hacia los musulmanes van en aumento, al igual que la xenofobia, el racismo y el antisemitismo, alertó el Secretario General de la ONU, António Guterres.

En un mensaje en video dirigido a un foro de alto nivel sobre el combate a la discriminación y el odio contra los musulmanes, Guterres lamentó que muchas de esas personas sean víctimas de actos de intolerancia y de sospechas que atentan contra su dignidad.

“En tiempos de inseguridad, las comunidades que se ven diferentes se convierten en chivos expiatorios. Debemos resistir los intentos cínicos de dividir a las comunidades y de caracterizar al vecino como “el otro”. La discriminación nos disminuye a todos e impide que las personas y las sociedades, alcancen su potencial”, indicó.

Guterres envió un mensaje pregrabado a los participantes del encuentro que se celebra en Nueva York, teniendo en cuenta su ausencia de la sede de la ONU para participar en Davos del Foro Económico Mundial.

Para finalizar, Guterres instó a la humanidad a inspirarse en valores de inclusión y entendimiento mutuo para contrarrestar este problema.

El foro aborda los desafíos de discriminación y odio que afrontan las personas con esa creencia religiosa y se centra en propuestas para resolverlos. Estas incluyen políticas públicas, coaliciones con la sociedad civil y discursos positivos que promueven la pluralidad y la inclusión.

El encuentro que se extiende durante toda la jornada de hoy está organizado por Naciones Unidas, Estados Unidos, Canadá, la Organización de Cooperación Islámica y la Unión Europea. Reúne a representantes de gobiernos, la sociedad civil y el sector privado.

Comisión Europea reserva 8 millones al proyecto de BrainCom para recuperar el habla

Barcelona, 18.01.2017, (EFE).


Los resultados de BrainCom posibilitarán una mayor comprensión de las dinámicas y del procesamiento de la información neuronal en las redes corticales relacionadas con el habla y ofrecerá soluciones para la rehabilitación de pacientes

La Comisión Europea ha destinado 8,35 millones de euros al proyecto BrainCom, que coordina el profesor del Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2) José A. Garrido, para desarrollar, aprovechando nuevos nanomateriales, una nueva generación de implantes corticales para recuperar el habla.

El proyecto, que tendrá una duración de cinco años, pretende aprovechar las propiedades únicas de nuevos nanomateriales como el grafeno, los materiales 2D y los semiconductores orgánicos para conseguir una tecnología radicalmente nueva de implantes corticales ultra-flexibles.

Según ha informado el ICN2, estos implantes permitirán estimular y decodificar la actividad neuronal de grandes superficies del cerebro con una resolución espacial y temporal sin precedentes.

Además, los resultados de BrainCom posibilitarán una mayor comprensión de las dinámicas y del procesamiento de la información neuronal en las redes corticales relacionadas con el habla y ofrecerá soluciones para la rehabilitación de pacientes gracias a innovadoras interfaces cerebro-ordenador, según prevé Garrido.

Más de 5 millones de personas sufren afasia cada año en el mundo, una condición por la cual los pacientes pierden la capacidad de comprender o expresarse mediante el lenguaje después de un daño cerebral o durante el avance de enfermedades neurodegenerativas.

Según los investigadores, las interfaces cerebro-ordenador, posibles gracias a tecnologías y materiales punteros, son una oportunidad prometedora para tratar a los pacientes con afasia.

Estas interfaces recogen y descodifican información sobre la actividad neuronal directamente de su fuente a través de electrodos implantados en el cerebro, aunque la neurorrehabilitación de funciones cognitivas superiores como el lenguaje todavía genera dudas.

El reto ahora consiste en diseñar implantes neurales que cubran áreas del cerebro suficientemente grandes como para permitir una descodificación detallada de la actividad neuronal en diversas regiones del cerebro que son clave para el procesamiento del lenguaje.

El proyecto BrainCom involucra a 10 instituciones y a expertos en tecnología, ingeniería, biología, clínica y ética, que colaborarán para desarrollar una nueva generación de dispositivos prostéticos corticales que permitan la estimulación y seguimiento a gran escala de la actividad cortical para estudiar las funciones cognitivas superiores.

Para conseguirlo cubrirá los diferentes niveles de la cadena de valor: desde la tecnología y la ingeniería hasta la neurociencia básica del lenguaje, y desde la investigación preclínica en animales hasta estudios clínicos con personas.

Garrido, que dirige el Grupo de Materiales y Dispositivos Electrónicos Avanzados del ICN2 e investigador de Tecnologías Biomédicas en el Graphene Flagship, coordinará el consorcio BrainCom.

En este consorcio también participan el Centro Nacional de Microelectrónica (CNM-CSIC) de España, la Universidad Grenoble-Alpes (Francia), L'Ecole des Mines de St. Etienne (Francia), el Centre Hospitalier Universitaire de Grenoble (Francia), Multichannel Systems (Alemania), Universidad de Ginebra (Suiza), Universidad de Oxford (Reino Unido), Ludwig-Maximilians-Universität München (Alemania ) y Wavestone (Luxemburgo).

Avances recientes han demostrado que es posible registrar señales corticales de una pequeña área de la corteza motora del cerebro y decodificarlas para permitir que pacientes tetrapléjicos puedan activar un brazo mecánico y realizar tareas comunes.

Las interfaces cerebro-ordenador también se han aplicado con éxito para facilitar que pacientes tetrapléjicos incapaces de hablar comunicaran sus pensamientos seleccionando letras en una pantalla mediante registros electroencefalográficos (EEG) no invasivos.

El proyecto BrainCom propone una tecnología electroencefalográfica nueva que aplica las propiedades mecánicas y eléctricas de nuevos nanomateriales como el grafeno, los materiales 2D y los semiconductores orgánicos.

Descubren una proteína que podría tratar la pérdida de memoria

Cerdanyola del Vallès (Barcelona),19.01.2017,(EFE).- 


Los investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona han conseguido recuperar la función de una proteína, la CRTC1, que regula la memoria asociativa a través de la terapia génica.

Investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) han descubierto una proteína que permitiría tratar la pérdida de memoria en casos de demencia, informa la UAB.

El estudio, dirigido por Carlos Saura, del Instituto de Neurociencias del centro universitario, y que es portada este mes en la revista científica Biological Psychiatry, ha consistido en descubrir un nuevo mecanismo molecular que regula la formación de la memoria asociativa en el hipocampo, una región cerebral que está afectada profundamente en etapas iniciales de enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer.

Así, los investigadores de la UAB han conseguido recuperar la función de una proteína, la CRTC1, que regula la memoria asociativa a través de la terapia génica, la cual permite restablecer las capacidades cognitivas en modelos animales de neurodegeneración y demencia.

Para aumentar los niveles de CRTC1, los investigadores introdujeron, mediante un virus, copias del gen que codifica la proteína a un grupo de neuronas del hipocampo de ratones enfermos, tratados con terapia génica.

Posteriormente, estos ratones eran capaces de recordar una experiencia negativa que habían tenido anteriormente y se quedaban paralizados, mientras que los animales a los que no se les aplicaban copias del gen no recordaban la experiencia negativa.

"La importancia de este descubrimiento es que permitiría tratar la pérdida de memoria incluso en etapas avanzadas de neurodegeneración, activando neuronas específicas del hipocampo que podrían recuperar su funcionalidad", ha explicado Saura.

En estudios previos, los investigadores habían encontrado que la CRTC1 se encontraba alterada en los cerebros de personas con enfermedad de Alzheimer, pero este estudio demuestra que esta alteración es presente también en otras enfermedades similares y que implica pérdida de memoria.

"Estos resultados pueden tener aplicaciones traslacionales clínicas importantes ya que establecen este mecanismo como una nueva diana terapéutica para revertir la pérdida de memoria en casos de demencia", ha afirmado Saura.

Un grupo de la web madridarabe.es visita la Mezquita Central de Madrid

Madrid,14-01-2017,islamedia


Un grupo organizado por la web del mundo árabe en Madrid "madridarabe.es" visitó el pasado 14 de enero la Mezquita Central de Madrid en el marco de una llamativa iniciativa para conocer los templos de varias confesiones religiosas en Madrid.

Solo un par de personas habían entrado en la mezquita, por lo que para la inmensa mayoría se trató de su primer contacto directo con el Islam. Y precisamente por su desconocimiento, eligieron la mezquita como el primer de una serie de lugares de culto que este grupo descubrió por vez primera en la ciudad.

En un ambiente tranquilo y distendido, el periodista y experto del Madrid árabe, Rafael Martínez,les introdujo en los principales aspectos del Islam y les dio a conocer todos los rincones de la mezquita más antigua de Madrid. El grupo demostró mucha inquietud por conocer cómo viven los musulmanes su fe en España.

Tras la mezquita, continuaron su visita hacia la iglesia ortodoxa rusa y la iglesia anglicana. Todos ellos agradecieron enormemente la atención recibida y las facilidades de la mezquita por tener sus puertas abiertas a la tolerancia.


miércoles, 18 de enero de 2017

Más de 73.000 extranjeros recibieron un permiso de trabajo en Turquía durante 2016

Turquí,18-01-2017,Hispanatolia


los Sirios, georgianos, ucranianos, chinos y turcomanos encabezaron los permisos de trabajo concedidos durante el pasado año. Otras 12.883 solicitudes de extranjeros para trabajar en Turquía fueron rechazadas en 2016 por diversos motivos.

El Ministerio de Trabajo de Turquía concedió permisos de trabajo a 73,584 extranjeros a lo largo de 2016 de un total de 86.467 solicitantes, según datos difundidos por la agencia estatal de noticias Anatolia y dados a conocer este miércoles.

Como era previsible fueron los ciudadanos sirios los que encabezaron el número de permisos de trabajo concedidos por el ministerio a lo largo del pasado año, con un total de 13.298 autorizaciones; le siguieron los georgianos (7.635 permisos concedidos), los ucranianos (5.593), los chinos (4.395), los turcomanos (3.474), los kirguizos (3.049), los uzbekos (2.435), los hindúes (1.970), y los rusos (1.966).

A estos también les siguieron, con cifras menores, los británicos con 1.191 permisos de trabajo, los alemanes (1.165), los estadounidenses (1.134), los italianos (888) y los franceses (725). 

Del número total de extranjeros que fueron autorizados a trabajar en Turquía en 2016, 37.965 eran hombres y 35.619 eran mujeres. Las autoridades turcas rechazaron 2.483 solicitudes de permisos de trabajo por parte de extranjeros durante el año pasado, mientras que otras 9.432 fueron devueltas por diversas causas. Hay además otras 968 solicitudes sobre las que el Ministerio de Trabajo de Turquía está aún pendiente de emitir una resolución.

De acuerdo a los datos ministeriales citados por la agencia Anatolia, Turquía emitió 64.833 permisos de trabajo para extranjeros en 2015; esa cifra fue de 52.304 permisos en 2014, 45.834 en 2013, 32.277 en 2012, 17.467 en 2011, y 14.201 en el año 2010.

Unas cifras que se dan a conocer después de que el lunes el Instituto Estadístico Turco (TÜİK) anunciara que la tasa de desempleo en Turquía creció en octubre hasta alcanzar el 11,8% de la población activa, un 1,3% más que en octubre de 2015, marcando el paro así en el país euroasiático su mayor índice desde marzo de 2010.

Barcelona descarta crear una gran mezquita

Barcelona,17/01/2017,EUROPA PRESS


Imagen de archivo del interior de una mezquita del Raval durante una oración (Roser Vilallonga)

El Ayuntamiento plantea sancionar la islamofobia en la futura reforma de la ordenanza de civismo

El Ayuntamiento de Barcelona ha creado un plan "pionero" para combatir la islamofobia con prevención, sensibilización y garantía contra discriminaciones, ha anunciado este martes el teniente de alcalde Jaume Asens, tal como avanzó la web de La Vanguardia.

Asens ha explicado que estudian la posibilidad de incluir en la Ordenanza de Convivencia -conocida como la del civismo- sanciones vinculadas a estas manifestaciones de odio que no lleguen a constituir delito.

"Así, cuando no sean delito, podrían ser tratados por la vía administrativa" a través de nuevas infracciones que todavía estudian si incluir en la ordenanza, cuya reforma podría aprobarse dentro de un año, ha dicho Asens en rueda de prensa junto a la comisionada Lola López; a la directora de los Servicios de Derechos de Ciudadanía, Aida Guillén, y al miembro del equipo coordinador del proceso de consulta del plan, Mustapha Aoulad Sellam, quien ha destacado que la discriminación es múltiple en el caso de las mujeres musulmanas, especialmente las que llevan hiyab.

Asens ha destacado que el plan municipal contra la islamofobia pretende combatir los discursos de odio construidos en base a prejuicios y estereotipos que amenazan la cohesión social y el modelo de convivencia de Barcelona, en un plan que es el "primero del Estado con estas características" y que cuenta con 21 medidas de prevención y siete de garantías en caso de sufrir discriminación, con un total de 28 medidas.

Éstas se implementará en los próximos 18 meses con un presupuesto de 102.000 euros -en 2018 se ampliará con el Plan sobre Discursos y Delitos de Odio- para combatir la islamofobia, que es una "gran fábrica que alimenta el yihadismo" y que pone en peligro la convivencia y la cohesión social, por lo que Asens ve imprescindible desmontar los tópicos para desautorizar el populismo xenófobo, según Asens.

Prioridad: mejorar los oratorios actuales

A preguntas de los periodistas, López ha descartado la posibilidad de crear un gran oratorio o una gran mezquita en Barcelona -una de las pocas grandes ciudades europeas que no lo tiene-, porque "las propias comunidades musulmanas no lo plantearon como una gran prioridad", ya que están muy arraigados a sus barrios y priorizan mejorar sus centros de culto, asunto al que se dedica una línea de subvenciones desde hace tres años, ha recordado.

Han explicado que en los últimos meses la apertura de un nuevo oratorio ha generado rechazo vecinal en un barrio que no han querido concretar, pero han resaltado que "la situación se ha resuelto después de un proceso de acompañamiento y empoderamiento de la comunidad", según López, que ha dicho que prevén elaborar un protocolo por si se dan nuevos casos de rechazo ante centros de culto.

Aumentan los delitos de odio

Preguntado por los periodistas, han señalado que datos de la Fiscalía revelan que los delitos de odio en general aumentaron en la provincia de Barcelona en 2015, con 232 denuncias --un 19% más que en 2014 y un 40% más que en 2013--, algo que Asens ha dicho que puede deberse a que los ciudadanos denuncien más estos casos, por lo que pueden no reflejar un aumento de la islamofobia.

Han señalado que el último informe de la Plataforma Ciudadana contra la Islamofobia detectó en 2015 un total de 278 casos en España, con el 28% de ellos en Barcelona, que debe poder disponer con más datos y estadísticas sobre el asunto para impulsar las políticas públicas necesarias, han sostenido.

Con este objetivo, el plan prevé crear un Observatorio de Delitos y Discursos de Odio para monitorizar los casos de islamofobia y elaborar un archivo sobre delitos y discursos de odio, mediante un órgano incluido en la Oficina per la No Discriminació, el "centro neurálgico para asesorar a víctimas de estos hechos".

Más información y coordinación

El plan también incluye añadir a la instrucción de la Guardia Urbana 29/08 la islamofobia --y también la aporofobia, el miedo a las personas sin recursos-- como forma de discriminación, y potenciar la formación en este ámbito, ha explicado la directora de los Servicios de Derechos de Ciudadanía, que ha avanzado que estudian ampliar la capacidad sancionadora en Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) en este sentido.

Para visibilizar la islamofobia como forma de discriminación, el plan prevé una campaña hacia la ciudadanía y las comunidades musulmanas y también para los trabajadores municipales, y unas jornadas en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) en febrero sobre la propagación de los discursos de odio en las redes sociales, en las que también se abordará la islamofobia en concreto.

También se reforzará la coordinación con la Fiscalía y los Mossos d'Esquadra y los mecanismos propios del Ayuntamiento, que se abre a seguir personándose en casos de delitos de odio, como la agresión de una mujer embarazada que usaba niqab en Ciutat Vella en agosto, por la que fueron detenidos dos hombres.

Los ataques, las agresiones y las expresiones de odio están en auge
JAUME ASENS.Teniente de alcalde del Ayuntamiento Barcelona

Asens ha defendido la necesidad del plan "en un momento en el que los ataques, las agresiones y las expresiones de odio están en auge" en Estados como Holanda, Alemania, Polonia y Estados Unidos, según Asens, que ha garantizado que la situación en España es mejor pero que no puede bajarse la guardia ante discursos construidos sobre tópicos que asocian al islam con algo "bárbaro, inferior" y con la violencia y el terrorismo.

Ha avisado de que estos discursos se basan en un "esquema muy simple, muy primitivo, que resulta eficaz para determinados intereses", y ha criticado opiniones como la de la dirigente del PP Esperanza Aguirre cuando aseguró que, con el islam, en España no habría libertad, postura que no ve aislada y que también ha vinculado al expresidente del Gobierno central José María Aznar.

Los delitos de odio en general aumentaron en la provincia de Barcelona en 2015, un 19% más que en 2014 y un 40% más que en 2013

No todos los budistas son pacifistas

Myanmar,18/01/2017,diario16.com/Toni Roderic 


O la masacre de los rohinyás, una de las minorías más perseguidas del mundo

No porque la Luna esté más cerca es más importante que el Sol. No porque algunos conflictos estén presentes en los medios de comunicación, más a menudo, son más importantes que otros olvidados o silenciados. Hoy, queremos ser la voz desesperada de una minoría de más de un millón de personas en la República de la Unión de Myanmar -antigua Birmania-, los rohinyás.

Hemos podido conocer, gracias a Time, que cita como fuente a un alto funcionario de la ONU, otro episodio de violencia generalizada y organizada, otro capítulo más de una historia de terror, de genocidio: las autoridades birmanas están usando el ejército para llevar a cabo una campaña de limpieza étnica contra la minoría musulmana rohinyá en el Estado de Rakáin (antiguamente Arakán), en el oeste del país.

Por su parte, la BBC informó, recientemente, que John McKissick, representante de la agencia de refugiados de la ONU, ACNUR, ha denunciado que las tropas birmanas han estado “matando a hombres, disparándoles, matando niños, violando mujeres, quemando y saqueando casas, forzando a estas personas a cruzar el río” hacia Bangladesh, país en el que miles de rohinyás ya han buscado refugio según su Ministerio de Relaciones Exteriores. También, se cuentan a miles la personas que se están acercando a la frontera con la esperanza de escapar.

La CNN ha divulgado estos días la imagen del niño Mohammed Shohayet, de 16 meses, tendido boca abajo ahogado a la orilla de un río que recuerda inequívocamente a la del niño kurdo Ailan Kurdi, que en 2015 dio la vuelta al mundo como símbolo del horror de la crisis de los refugiados en el Mediterráneo. Su padre, Zafor Alam, ha explicado a la CNN que es el único superviviente de su familia, y que su esposa y sus dos hijos murieron al tratar de escapar de Birmania camino de Bangladesh, cuando a principios de diciembre helicópteros del ejército birmano comenzaron a disparar sobre su aldea, por lo que tuvieron que huir y esconderse en la selva.

Al menos 30.000 civiles, la mayoría de esta minoría musulmana, han sido desplazados por la violencia en la zona, cerrada por el Ejército birmano al acceso de ayuda humanitaria, de la que dependían unas 150.000 personas, y observadores independientes. Human Rights Watch acusa al Ejército de la quema de 1.500 casas desde el inicio de la campaña militar y exigió la apertura de la zona a la ayuda humanitaria, lo que también han reclamado la ONU y catorce misiones diplomáticas en el país.

Si bien la historia rohinyá establece que, en el comienzo del siglo VII, los países vecinos bengalíes comenzaron a establecerse en el territorio de Arakán, fue, en el siglo XIX, momento en que el imperialismo británico obtuvo el control de Arakán, después de la primera guerra anglo-birmana (1824-1826), cuando muchos más bengalíes de la Bengala Oriental británica vinieron a establecerse en Arakán. Desde entonces, podemos hablar de muchas generaciones.

No obstante, según Amnistía Internacional, durante el gobierno de la junta militar (1962-2011), los musulmanes rohinyás sufrieron violaciones a sus derechos humanos que propiciaron la huida a Bangladesh. Tras la disolución de la junta militar, nos encontramos con un proceso de democratización con muchos agujeros negros y que se inicia con un episodio de extrema violencia antimusulmana en mayo de 2012 instigada por el movimiento 969, liderado por el monje budista Ashin Wirathu. Entonces, hubo un saldo de casi 90 muertos y unos 90.000 desplazados -según los residentes- y de 50 muertos y 60.000 desplazados -según el Gobierno. Episodios que se repetirán con posterioridad y que han convertido a los rohinyás en una de las minorías más perseguidas del mundo: si Birmania les niega la nacionalidad y los considera inmigrantes bangladesís ilegales porque no han podido acreditar que estuvieran antes de primera guerra contra los ingleses como exige la ley, Bangladesh no ve a los rohinyás como refugiados y su política oficial es la de no permitirles entrar.

Desde el inicio de la apertura democrática, todas las esperanzas puestas en la líder opositora Aung San Suu Kyi, Premio Nobel de la Paz, cuyo partido llegó al poder el pasado mes de abril, después de ganar las primeras elecciones democráticas libres celebradas en el país en cinco décadas y que pasó tres lustros en arresto domiciliario por defender la democracia en Myanmar, nunca ha reconocido a los rohinyás como ciudadanos de pleno derecho de Myanmar.

Hoy, nos preguntamos cómo un país, la República de la Unión de Myanmar (Birmania), que dice avanzar en un proceso de democratización, puede condenar a más de un millón de personas a quedarse sin patria y puede ayudarse, para ello, del fundamentalismo budista y del ejército con acciones propias de gobiernos genocidas.

Una vez más, un conflicto racista se mezcla con una guerra de religión y se convierte en una limpieza étnica horrorosa y terrible hacia una minoría étnica. Y, en ese sentido, apelamos y exigimos el compromiso irrenunciable de los organismos internacionales que han de estar prestos a poner todos los medios para detener los conflictos: cascos azules de intermediación, control de la venta de armas a zonas potencialmente peligrosas, detención de los responsables poniéndolos a disposición de los tribunales internacionales, legislación estricta para los crímenes de guerra y para los responsables de la violencia, sanciones inmediatas para los estados que incumplan alguna de las resoluciones.